La Comisión Europea, decidida a promover los combustible limpios y el coche eléctrico

autogasLa Comisión Europea (CE) está decidida a promover el uso de combustibles “limpios” como el hidrógeno o el gas licuado en la Unión y el desarrollo de la infraestructura de regar de los coches eléctricos con un plan de medidas que deberá recibir el visto bueno de los 27 miembros de la Unión Europea y del Parlamento Europeo para su entrada en vigor.

El plan establece objetivos de obligado cumplimiento para los países, de modo que se desarrolle un “nivel mínimo” de infraestructuras para estas fuentes de energía alternativas, cuyos puntos de recarga deberán cumplir estándares comunes europeos sobre su diseño y uso.

La Comisión Europea quiere con estas medidas romper el “círculo vicioso” -que crean los altos precios de los vehículos, la baja demanda de los consumidores y la falta de infraestructuras- que impide un mayor desarrollo de los combustibles alternativos. El desarrollo de los combustibles limpios permitirá a la UE reducir su dependencia del petróleo y desarrollar una industria del transporte sostenible.

En relación al coche eléctrico, la Comisión Europea propone que se establezcan un número mínimo de puntos de recarga en cada Estado miembro, para fomentar la producción en gran escala de estos vehículos y que bajen sus precios, de forma que para España, que es uno de los países líderes en el sector junto a Alemania, Francia, Holanda y Reino Unido, la Comisión propone un mínimo de 82.000 puntos de recarga de aquí a 2020, frente a los 1.356 que hoy ya están operativos.

Estas estaciones de recarga deberán estar equipadas con un mismo enchufe, el conocido como “tipo 2”, que el Ejecutivo europeo ha establecido hoy como el conector universal en la Unión Europea.

El “Paquete Energía para el Transporte” incluye recomendaciones para los Veintisiete con el fin de establecer una estrategia europea, una directiva -propuesta legislativa- sobre las infraestructuras y un plan de acción para fomentar el uso de gas natural licuado en el sector marítimo.

En el caso del hidrógeno, la Comisión busca establecer unos estándares comunes para algunos de sus componentes y las estaciones de servicio que ya existen en 14 de los 27 Estados miembros se agruparán en una red que las homogeneice.

La Comisión Europea propone para el gas natural licuado que se instalen puntos de abastecimiento en los 139 puertos marítimos y tierra adentro que forman parte de la red de transporte prioritaria europea para 2020 y 2025, respectivamente.

También plantea la Comisión el establecimiento de estaciones de servicio que sirvan gas natural licuado cada 400 km de las carreteras que forman parte de la citada red, de modo que los camiones puedan también acceder a este combustible.

En cuanto al gas natural comprimido, que se usa principalmente para los coches, el paquete plantea que se establezcan puntos de recarga estandarizados cada 150 km para 2020.

El plan de la Comisión no prevé la construcción de nuevas infraestructuras para los biocombustibles, pero sí tratará de asegurar su sostenibilidad. La Comisión apunta que las inversiones necesarias para desarrollar las infraestructuras podrán hacerse contando con el sector privado y no solo a costa de las arcas públicas.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: