La Comisión Europea confirma una drástica reducción de las emisiones

La Comisión Europea ha confirmado los objetivos obligatorios de reducciones de emisiones de dióxido de carbono (CO2) para coches y furgonetas de aquí a 2020, ya recogidos en la legislación europea, aunque  pendientes de revisión. Se trata de una decisión que los fabricantes europeos de automóviles consideran de muy difícil cumplimiento especialmente en un momento de crisis económica.

La Unión Europea estableció en 2008 una reducción de las emisiones de los turismos nuevos a 130 gramos por kilómetro en 2015 y a 95 gramos en 2020. Desde 2010, las furgonetas nuevas deben emitir como máximo 175 gramos por kilómetro en 2017 y 147 gramos en 2020.

La decisión de la Comisión Europea de confirmar estos objetivos, aún deber pasar por el Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea.

La Comisión Europea confía en que esta medida incentive el desarrollo de nuevas tecnologías que supongan una ventaja competitiva del sector automovilístico europeo frente a otros.

Si la decisión no ha gustado a los fabricantes, las organizaciones ecologistas como Greenpeace tampoco han mostrado una mejor aceptación, ya que consideran que la Comisión ha cedido a la presión de la industria automovilística, a la vez que ha exigido que se establezcan límites también para 2025.

La Asociación de Fabricantes de Automóviles Europeos ha afirmado que el cumplimiento de los objetivos planteados por el Ejecutivo Europeo será “extremadamente desafiante”, ya que estos son “los más duros del mundo”, en palabras de su secretario general, Ivan Hodac.

La industria del automóvil, , asegura Acea en un comunicado, comparte las preocupaciones sobre el calentamiento global y contribuye activamente para encontrar soluciones sostenibles, como lo demuestra que en 2011 las emisiones promedio de la flota fueron de 136,6 gramos de CO2 por kilómetro frente a los 186 de 1995, lo que supone un descenso del 26,6 % durante el período.

Tras defender que los niveles de CO2 de los vehículos tienen que continuar su tendencia a la baja,  los fabricante consideran que para alcanzar un objetivo de la flota de la media de 95 gramos para los turismos y de 147 gramos para las furgonetas es extremadamente difícil.

Estas exigencias incrementarán los costes de fabricación en Europa, creando una desventaja competitiva para la región y ha desacelerado más la renovación de parque, añaden los fabricantes, que prevén que en el contexto de la disminución de las ventas de automóviles en los últimos cinco años, los objetivos propuestos supondría una presión adicional sobre los fabricantes.

En 2012, se esperan que las matriculaciones disminuyan alrededor de un 7 % respecto a 2011 y las ventas van a caer de 13,1 millones a 12,2 millones. Se trata de una baja sin precedentes desde 1995.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: